Cada día amanece un nuevo día, cada día amanece una nueva oportunidad para vivir tu vida.

Cada día amanece un nuevo día, cada día amanece una nueva oportunidad para vivir tu vida.
Cada día amanece un nuevo día, cada día amanece una nueva oportunidad para vivir tu vida.

sábado, 17 de enero de 2015

¿Cómo sentirse?

Supongo que hay momentos en la vida para todo, y en estos momentos de mi vida me siento descolocado. Después de haber trabajado este verano tres meses en una sustitución por vacaciones, haber vuelto por estos tres meses a mi pueblo natal y haber vivido la experiencia de creer que la convivencia con mis padres es posible y volver a la ciudad en la que llevo casi cuatro años, sin trabajo, a la rutina de siempre, es ¿Cómo deciros? Un poco duro.

Ya no estoy tan seguro de qué es lo que quiero para mi vida, si es quedarme aquí en la ciudad, irme al pueblo donde lo he pasado tan mal, pero pasar una temporada con mis padres que ya están un poco mayores y disfrutarlos (Pero para eso me tendría que surgir un trabajo) o ni una ni otra, porque también creo que estoy cansado de todo un poco y a la vez me gustaría ir a algún otro lugar donde poder empezar de cero por mí mismo y donde quisiera venir mi pareja. 

Aunque cada vez las ansias y la idea de comenzar en un lugar nuevo me da mucho respeto viendo el panorama económico actual, porque no quiero sufrir por no encontrar algún trabajo bien remunerado. No sé si será la cobardía la que me frena o la paciencia. ¿Por qué digo paciencia? Porque si se tiene que dar la ocasión, se dará, pero más adelante cuando la situación económica sea más propicia. Supongo que en esta vida hay que pararse a pensar y reflexionar las cosas.

Pero por otro lado también me gustaría estudiar algo. Pero no sé si estoy preparado para comprometerme y para estudiar algo ahora mismo. Mi ilusión siempre ha sido una carrera o un grado, aunque creo que eso por el momento debería de esperar. Y si fuera así me decantaría por las letras.

De momento lo que haré es buscar trabajo e ir reflexionando sobre que rumbo y que forma quiero darle a mi vida.

Lo que si siento es que a pesar de todo me siento afortunado, aunque a veces hayan momentos de confusión y ganas de mandarlo todo al carajo, por eso, decida lo que decida hacer con mi vida, lo más importante y lo que tengo que tener en cuenta es no perder mi esencia, mi autoestima, que los golpes de la vida no me hagan perder la fe, y sobre todo la calma, porque cuando uno pierde la fe en sí mismo, da igual cuantos regalos te haga la vida no sabrás verlos.


Gracias de antemano queridos lectores por leer mi blog, espero que os guste y, ¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

  1. Hola, si perdiste la fe y tu esencia, tienes que recuperaría, porque hay alguien que le gustaría ver aquel Lobo que podía con todo. Nunca te desvíos del camino. Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias mi amor! En ello estoy...

      Eliminar
  2. Hola, si perdiste la fe y tu esencia, tienes que recuperaría, porque hay alguien que le gustaría ver aquel Lobo que podía con todo. Nunca te desvíos del camino. Te deseo lo mejor.

    ResponderEliminar